Peñaclara – Naturaleza viva

Peñaclara, agua mineral natural

See More

Nacimiento del balneario

Dos años después de que el manantial pasara a ser propiedad privada, fue declarado mineromedicinal y de utilidad pública. Por eso, los dueños de por aquel entonces, decidieron construir un edificio para que las personas que iban a relajar su cuerpo y mente pudiesen hospedarse. La dirección del nuevo manantial y balneario, llamado Riva los Baños, recayó en el licenciado en medicina y cirugía D. Manuel Tobías.

analisis del dr. zubía

Durante el tiempo que D. Manuel Tobías estuvo al mando, realizó un estudio completo con D. Ildefonso Zubía e Icazuriaga, Doctor en Farmacia, Licenciado en ciencias naturales, Catedrático en Física, Química e Historia Natural de la provincia de Logroño, que sirvió para que Riva los Baños tuviese más prestigio. En este proyecto se estudiaba el balneario y su entorno, las aguas del manantial las propiedades y causas que tenían en aquellos que las disfrutaban, causa por la que eran conocidas.

Gracias a los ensayos monográficos de la época, se dispone de la descripción exacta del manantial y la casa de los baños.

El edificio de planta baja, se componía de un piso principal y un segundo. Entre ellos se repartían 9 habitaciones con balcones que daban a la fachada del mediodía, dos cocinas, comedor social y salón de descanso.

Anuncio Riva los BañosCada habitación deponía de una cama de hierro, una mesa con recado de escribir, un espejo, algunas sillas y un palanganero de hierro con servicio de porcelana. El alojamiento costaba 5 reales por persona.

El agua era transportada a las bañeras de zinc de cada una de las habitaciones por unos conductos que las transportaban desde un arca de 19 x 10 m a los grifos de bronce de las mismas.

El establecimiento disponía de bañeros, que eran las personas encargadas de asistir a los inquilinos, o enfermeros que se habían alojado y que, al igual que en los modernos spas de ahora, podían elegir entre diferentes tipos de baños: locales, generales o de chorro.

Tras varias etapas de diversa actividad en las que en algún periodo fue regentado por religiosos, llegó la Guerra Civil y el balneario tuvo que cerrar sus puertas.

Uso de cookies

MINERAQUA S.A. utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies